sábado, 3 de agosto de 2013

Aprecialo.

¿Nunca habéis sentido cariño hacia algún objeto? Un objeto como una caracola de mar, un libro, una pulsera... incluso cariño hacia un bolígrafo. Piénsalo, ese objeto nunca ha sido preciado por nadie, hasta que llega el momento en que otra persona va a la tienda o a la montaña o a la playa... y lo encuentra. Lo envuelve y finalmente te lo regala. Entonces es cuando ese objeto tiene valor para ti, simplemente porque esa persona especial te lo ha regalado. Ha pensado en ti cuando lo ha visto, cuando lo ha conseguido. Es una muestra de cariño, aunque no lo parezca.
Es curioso como cosas insignificantes pueden adquirir valor cuando otra persona te lo da. 

Gracias por pensar alguna vez en mí.


8 comentarios:

Letras que se tacharon dijo...

Desde luego que he sentido ese aprecio del que hablas por un objeto ( o varios), ya sea porque yo le concedo un valor imaginario o porque una persona lo convierte en especial. Me ha gustado mucho tu entrada <3 Un beso.

Bemelë BML dijo...

Sin duda alguna es uno de los blog más bonitos en diseño que he visto :)
Tus palabras tienen mucha verdad acumulada... todos tienen ese algo especial de un día que marcó su vida de una forma diferente y lo que nos queda es esa pequeña cicatriz que nos devuelve a ese recuerdo para vividlo tantas veces como queramos. Por eso ese detalle, ese algo que carece de valor para el resto, para nosotros que sabemos la historia es tan importante.
Pd: Yo también te sigo :)
¡SE MUY FELIZ!

Elendilae dijo...

Los objetos tienen historias que contar, sentimientos encerrados, emociones, pensamientos, y mucha mucha vida. Son como los pequeños detalles, pueden pasar desapercibidos, pero cuando reparamos en ellos, se hacen grandes y nos trasmiten historias y cuentos con los que soñar.

Feliz domingo!

Un besito

Pedalier dijo...

La verdad es que a veces uno le coge cariño a las cosas más inverosímiles y no tanto porque sean regalo de alguien, si no porque han estado ahí durante mucho tiempo y formaban parte de tu vida.

Cuando llega el momento de desprenderse de esas cosas surge el miedo de ,si con el hecho de abandonarlas, se queda en el camino un pedacito de tí.

Me gusta tu blog. Me quedo para seguir leyéndote.

PD: Para nada considero tu comentario en mi blog una parrafada. Ha sido de lo más interesante.

Bi. dijo...

Ese objeto es tan especial por la persona que lo hemos obtenido. Ese objeto que tanto amamos representa una persona. Tengo que admitir que mi habitación esta llena de objetos especiales: desde un millón de peluches a pulseras, colgantes, collares, cartas, relojes... y todo de una sola persona. Y me crees si te digo que soy una persona muy poco materialista? Creo que no. Pero es así, yo me conformaría con un te quiero en un papel, pero él lo lleva al extremo. Hatsa guardo la priemra rosa que me regaló... esta más seca. Siento soltarte mi rollo, pero tu entrada ha despertado algo en mí. De verdad gracias por publicarla... En fin, que yo tambiñen te sigo y que me encanta tu blog! Un beso enormee :)

Sonrisa de Cristal dijo...

Primero decirte que me enamore de tu diseño, en serio *-* y segundo, que te sigo :) y tercero, si, todo objeto tiene algo que contar, y cada uno un valor sentimental en una persona, a mi me gustaría oír las miles de historias que pueden contener solo un tito vivo como el de la foto. Algo que siempre me llamo la curiosidad. Que verdad tienen tus palabras y que bien describes :)

Un placer leerte!
Muchos besitos!!

Ana Isabel dijo...

Siiii, muy cierto!!! ;)

te dejo por aqui mi blog:
http://myworldlai.blogspot.com.es/
yo ya te sigo, asi que espero que tu tambien me sigas...
Ojala te guste mi blog y lo que escribo.
No olvides dejar comnetario!! :D

Un beso! ;)

Auryner, con orgullo. dijo...

Hola, tienes un premio en mi blog :)